JORGE ABUDOJ ZAROR

Cuando se habla de la Industria del dulce a nivel Nacional, no se puede omitir el nombre comercial de nuestros productos, CONFITES Y CHICLES VENUS, símbolo de buen gusto y orgullo de ser una fábrica claramente hondureña, que se ha ganado indiscutiblemente la aceptación tanto de los hondureños, como extranjeros; con el pasar del tiempo las fórmulas se fueron perfeccionando misma que enunciaron experiencia en la materia, estableciendo así, una reputación y un prestigio incalculable.

DON JORGE ABUDOJ ZAROR fue un visionario hombre de negocios cuya febril actividad no se limitó a un solo rubro, sino que diversificó la industria con: confites, chicles, paletas y bombones, y que hoy por hoy seguimos saboreando en esta nuestra casa Honduras así como muchas más, fuera de nuestras fronteras. Logros que han sido posibles con la participación de manos y capacidad hondureña que participan en dicha producción, evitando la fuga incontrolable a veces de divisas al exterior.

Es un hecho tangible e incontestable que al lanzar al mercado un producto con la marca Venus, es cualitativamente superior o equiparablemente competitivo al mejor venido del extranjero, esto apremia para que sigan seleccionando en cada punto de venta nuestra marca,  invariablemente, por sabor, calidad y presentación.

Esto, naturalmente, incide en forma considerablemente ventajosa en el intercambio comercial que tenemos, apuntado en apretado síntesis, como un elogio no infundado. Pero si un reconocimiento imparcial y veraz, distintivo de su asombrosa capacidad de ofrecer a familias de los distintos estratos sociales un producto de calidad que disfrutan hasta los más exigentes y más refinados paladares que simbolizan el buen gusto.

 

Copyright © 2014